Los pequeños y medianos despachos cada vez son más conscientes que necesitan cambiar su modelo retributivo. La actual crisis económica les ha obligado a cuestionarse el sistema que venían aplicando. En general, salvo excepciones, podemos afirmar que el sistema ha sido muy conservador, o quizás para ser más sinceros también podemos afirmar que objetivamente no ha existido una política retributiva basada en criterios empresariales.

¿Por qué se ha llegado a esta situación? Básicamente por una razón; porque la mayoría de socios y titulares han preferido “no dirigir” sus despachos. Aplicar un modelo retributivo acorde a los objetivos de crecimiento y productividad Leer más